¿Qué es el contrato fijo - discontinuo?

Este tipo de contrato, que se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, se aplica en la contratación de trabajadores para actividades que se repiten anualmente, pero sobre las cuales no se puede establecer una fecha determinada para su realización.

La diferencia con el contrato temporal es que, en éste último, las actividades no tienen por qué repetirse con periodicidad anual, y existe una fecha determinada para llevarlas cabo, mientras que en el contrato fijo-discontinuo se sabe que la actividad se acabará realizando tarde o temprano, pero no se saben las fechas exactas de la realización de la actividad.
Esto ocurre en trabajos como la recogida de fruta, etc.

¿Y cómo es el contrato?
La formalización se hace por escrito y en él se hace constar la duración estimada de la actividad y la jornada laboral estimada.
El resto, sigue el mismo modelo que otro tipo de contratos habituales.

En cualquier caso, si necesita asesoramiento, venga a vernos en nuestro despacho de abogados en Sevilla, aclararemos todas sus dudas respecto a sus condiciones laborales, y resolveremos cualquier tipo de consulta.
Además, nos haremos cargo de sus problemas laborales, y haremos todo lo posible para que sus derechos no queden desprotegidos frente al empleador.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE